Copyright © geobiologia.cl
Existen diversas técnicas geológicas para la prospección de agua subterránea. Una de ellas, es el método de potencial espontáneo (SP), propuesto por Robert Fox en 1830, para la prospección de yacimientos minerales y petróleo. El instrumento utilizado, desarrollado y patentado por un Instituto Geológico, se basa en este principio. Mide el potencial natural o pasivo que resulta de las reacciones electroquímicas del subsuelo. El equipo alterna 36 frecuencias distintas para medir el potencial entre los 0 y 150 metros de profundidad.

La prospección se realiza con dos electrodos o antenas, separados a 10 metros, unidos a un instrumento mediante un cable. Realizada la medición de un punto, se avanza al siguiente, hasta alcanzar una distancia de 20 ó más metros. Este método se conoce como Gradiente. La diferencia de voltaje entre ambos electrodos se guarda en la memoria del instrumento para un posterior análisis.

El instrumento permite identificar estructuras, cuantificar la variación de la dureza del subsuelo y reconocer anomalías geológicas. Mediante el procesamiento de los datos, se crean las siguientes tomografías 2D: 1) representación simple del subsuelo y 2) la proyección de las zonas con menor a mayor probabilidad de encontrar agua subterránea.

En la práctica, cuando un material o una capa se encuentran saturados de agua, el potencial espontáneo disminuye. Sin embargo, el potencial de algunas capas compuestas por granos muy finos (p.e. arcillas, diámetro entre 0,001 y 0,002 mm) se pueden confundir con materiales porosos saturados en agua.

Solicite una Cotización

Contacto: Werner Keller Ulrich
+569 9215 1460          werner@geobiologia.cl

Tomografía 2D del Subsuelo